El mando a distancia de las Google Glass se inventó en Fresnedoso de Ibor


0

Una pareja de extremeños inventa un mando a distancia para las gafas de Google, pese a que las Glass prometen ser un dispositivo de órdenes de voz, sin prácticamente el uso de las manos. Sin embargo, Remotte (el mando) está creando expectación en Estados Unidos.

pareja-glass

Descuelgo y llamo a Juan Carlos Ramiro. Él y Diana López están al otro lado del teléfono. Conectan el manos libres. Y me parece una ironía.

Más que nada, porque cuando terminemos esta conversación, explicaran en The App Date qué demonios es Remotte, el mando a distancia para las Google Glass, que tanto ruido está causando estos días, sobre todo, en Estados Unidos.

“Surgió durante un sueño. Soñaba que leía un libro con las gafas de Google, pero Diana dormía a mi lado y no podía gritar eso de ok Glass! Si lo hacía, la despertaba. A la mañana siguiente, tomé una pinza de la ropa y le dije: mira, un mando a distancia para las Google Glass”, rememora Juan Carlos Ramiro, CEO, fundador de Remotte.

Así nació la idea que luego cuajó en aparato. Juan Carlos y Diana pensaron que el gadget de Google necesitaba un mando que se vinculara con Bluetooth, con botón central, giroscopio y dos botones táctiles; y lo diseñaron. Ahora, buscan financiación para producirlo en serie y, a gran escala, para cuando las Glass se popularicen.

Les pregunté para qué un mando, si la esencia de las Glass es, precisamente, esa: ni periféricos, ni cables, ni manos para controlarlas. Solo órdenes de voz, apenas dos toques en la patilla y, zas, movilidad absoluta.

“Mira, pensamos que navegar por internet con las Glass no era muy cómodo cuando, por ejemplo, lees el timeline de Twitter o bien ojeas el muro de Facebook. Necesitas múltiples toques en las gafas y con Remotte te evitas esto”, dice Ramiro.

Y el frío… (Lo he leído en Twitter).

“Sí, el frío. Muchos usuarios de Estados Unidos, que ya portan las Glass, dicen que, ahora en invierno, les parece una buena idea tener como complemento un mando a distancia en el bolsillo para las gafas, porque tienen a resguardo las manos o tapada la boca”, añade.

Ya, les insisto, pero hablamos de las Google Glass… ni mando ni joystick…

“Remotte no es necesario, cierto; pero mejora la navegación y la experiencia del propietario de las Glass. Es como estar frente a la televisión; puedes verla sin mando; pero cuando te acostumbras al zapping, lo ves como indispensable”, replica el CEO de la compañía.

Puede ser, les contesto. Y me repiten una frase que puede convencer a los privilegiados que ya tienen las gafas de Google y desconfían del invento.

“Piensa esto. Somos la palanca de cambio de un Ferrari que aún no está en el mercado, y con la que, cuando te pongas al volante, conducirás mejor”, afirma el fundador de Remotte.

¿Y de dónde sois, Juan Carlos, Diana?, finalizo.

“¿Nosotros? De Fresnedoso de Ibor, en Cáceres, Extremadura”, me responde al otro lado del teléfono.  Lo busco en Wikipedia y veo que su municipio tiene unos 400 habitantes, pero ya se habla de él, y gracias a ellos, en las redes sociales.

Por cierto, que esta pareja de extremeños también quiere dar a conocer su innovador mando a distancia a través de viejas maneras de contar historias. ¿Un cómic?

Pues sí, tan inusual como un mando a distancia para las Google Glass.

FUENTE: TecnoExplora

 

 

 


Like it? Share with your friends!

0
jsierra

Ing. en Informática. Me encanta el mundo de la web!!!!

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.